miércoles, 23 de febrero de 2011

"The Fighter", de David O. Russell (2010)


The Fighter no es un film pretencioso. En 2010, en Hollywood se destacaron películas constituidas entre la vanidad de autor y vagos conceptos psicológicos (Inception, de Christopher Nolan, y El Cisne Negro, de Darren Aronofsky), pero también fue un año donde se estrenó esta de David O. Russell (Three Kings, 1999). Inicialmente iba a ser dirigida por Aronofsky y con Matt Damon encabezando el reparto. Finalmente, otro fue el destino: el director quedó únicamente en la producción y el actor fuera del proyecto. 

Por esta elección se logró otro rumbo: una película sobria, basada en un hecho real, que no busca grandes sorpresas en su trama ni súbitas vueltas de tuercas. Su fin es otro: apostar a los pequeños detalles. Es factible que sea recordada por su cuidadosa narración y por la meritoria actuación de Christian Bale (El gran truco, Batman Inicia) como Dicky Eklund: ex boxeador, orgullo del barrio devenido "junkie" adicto al crack, medio hermano mayor y cornerman de Micky Ward, interpretado por Mark Wahlberg (The Departed), quien busca forjar su carrera de púgil desde el amateurismo.
  

El guión, encabezado por Scott Silver, no destaca los nocauts como base del conflicto, el estado atlético de los protagonistas, o sus maneras de cómo superar obstáculos (el "american way of life" visto desde los puños). Los personajes, bajo una correcta fotografía de Hoyte Van Hoytema, se ajustan al barrio obrero estadounidense de Lowell donde todos se conocen las caras. No hay misterios: se sabe que Dicky pasa días de encierro en una casucha fumando crack con otros adictos. Consumido y de físico desmejorado, nos recuerda al Christian Bale de El Maquinista (2004). Pero no todo es maquillaje, ya que su performance es de lo mejor de la película y afirma que es uno de los actores con mayor crecimiento en los últimos años. 

Por su parte, Micky ha tenido traspiés en peleas y los vecinos también lo saben. Admira a Dicky, pero sabe que ha sido un obstáculo más que un estímulo, y ahí la trama toma una nueva dirección, en el conflicto entre estos dos caminos. En el suyo, Micky conoce a la templada Charlene, interpretada por Amy Adams (Atrápame si puedes). Las escenas de Wahlberg con Adams se desarrollan como una creíble suma de partes, lo que no ocurre cuando comparte escena con Bale, quien termina opacándolo al captar toda la atención. 

La otra gran actuación es la de Melissa Leo interpretando a Alice, manager de Micky y madre no sólo de los hermanos, sino también de sus hermanas: un "conventillo" de solteronas que recuerdan a Selma y Patty Bouvier de Los Simpsons. A la familia Ward le corre sangre irlandesa por las venas, dato no menor.
 

The Fighter no se conforma con ser una película de boxeo más: no es como ninguna de las seis entregas de Rocky ni tampoco es como Requiem For A Heavyweight (1962) o Raging Bull (1980), estas dos últimas las más categóricas del género. Es, simplemente, El Luchador. Su traducción al español (o al menos la de estas pampas) como El ganador es impresentable. De todas maneras, esto no sorprende. 

Russell sabe lo que tiene a mano. El acierto de su película radica en lo que no pretende ser: escenas sobre el ring harto conocidas o dudosos nocauts por la vida y la redención (aunque por momentos caiga en la trampa). En cambio prefiere la dualidad, el conflicto entre personajes como conductor de la doble direccionalidad de la trama, retratando imágenes que rodean la vida de un boxeador bajo fracasos dentro y fuera del ring con la presencia de la familia al alcance. A todo esto sumarle un dinámico reparto, un cameo que incluye una breve aparición del gran Sugar Ray Leonard, y un guión que sabe que si no noquea termina ganando por puntos.





Director: David O. Russell
Guión: Scott Silver, Paul Tamasy, Eric Johnson
Fotografía: Hoyte Van Hoytema
Reparto: Mark Wahlberg, Christian Bale, Melissa Leo, Amy Adams, Mickey O’ Keefe, Jack McGee.
Duración: 115 min.
The Weinstein Company
Trailer:






M. Dávalos.-

4 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Esta me la reservo para verla.
Un saludo.

Duroc dijo...

Que no gane Mejor Película "El Discurso del Rey".

Nada más que eso.

Werty dijo...

Tengo muchisimas ganas de ver esta pelicula desde que escuche de ella.
Por lo que describes, tiene pinta de estar buena. Gralmente no soy muy admirador de las pelis de boxeadores (siempre me parecen medias iguales, llegan a la gloria, se les cae todo en el camino y luego vuelven), pero tal vez esta rompe la tipica.

Saludos!

TORO SALVAJE dijo...

Pues ganó.
Así vamos.

Saludos.